Eres la visita número ...

miércoles, 11 de mayo de 2011

...


Soy demasiado pequeña para ser una chica independiente. Soy demasiado pequeña para perderme por el mundo. Soy demasiado pequeña para vivir mi vida. Soy demasiado pequeña para entender a los mayores. Soy demasiado pequeña para querer a alguien mayor. Y entonces me pregunto... ¿para qué cojones sirve ser mayor de edad?
Cuando me necesitéis seré demasiado pequeña para resolver vuestros problemas.

sábado, 2 de abril de 2011

Fin.


Como todos sabréis hay muchos tipos de relaciones con muchos tipos de final. Están las relaciones que acaban por infidelidades, las que acaban por peleas, acosos, golpes, mentiras o incluso la propia muerte. Pero, en mi caso, el peor final es cuando estás completamente enamorada de alguien, cada día quieres más a esa persona y de repente, sin  más, te dice adiós. Desde ese día tu cabeza da vueltas y vueltas buscando una explicación que nunca encontraras. ¿Por qué? ¿Que hice mal? ¿Que no hice?... Y un largo etcétera de preguntas sin respuesta. Y siguen pasando los días y cada vez te vuelves más y más loca. Necesitas esa respuesta, o, por el contrario, que vuelva a quererte, que te quiera como antes lo hacia o más, que te proteja, que te cuide, que te abrace como nunca nadie lo había hecho, que te escuche... Que este a tu lado, porque sin esa persona te sientes sola, insignificante, pequeña, vacía, muerta… Asquerosamente inútil. Pero no, no vuelve. Pasa la pagina que compartió contigo, todos los besos que le distes quedaron atrás, en un pasado que poco a poco se borra de su mente, pero no de la tuya. Y eso, eso te jode muchísimo. Que se olvide de ti. Que empiece de nuevo, que sea feliz... Sin ti. Pero como una completa gilipollas en el fondo te alegras, porque es feliz, porque sonríe, y, aunque lo haga sin ti, lo está haciendo. Y eso es lo que tú siempre has querido que haga... Entonces es cuando te das cuenta que ya no eres importante en su vida, que tiene otras personas, que no te necesita, y te comes tu tristeza, tus ganas de llorar, toda tu impotencia y te marchas con muchas cosas que olvidar y el corazón destrozado por completo. Sólo tienes un pensamiento en mente: No volver a amar.

viernes, 7 de enero de 2011

CCQLST.

Angustia, tensión, lágrimas acumuladas... Otra vez no. Abro la ventanta... Necesito... Si, necesito un cigarro. Lo enciendo y noto como poco a poco mi cuerpo se relaja. Es de noche. Silencio. Una lágrima desciende por mi mejilla, ¡no llores! retumba en mi cabeza. Sabias lo que podía pasar..
Suena "Fito y fitipaldis - Antes de que cuente diez", me relajo, el cigarro se esfuma entre mis dedos. Trozos de canción hacen que me vaya sintiendo mejor, "no puedes seguir así" repito una y otra vez. No, no sirve de nada... Minutos más tarde acaba la canción y el silencio vuelve a reinar en la habitación. Recuerdos, recuerdos y más recuerdos...

domingo, 21 de noviembre de 2010

Mil mañanas a tu lado ...

Pipipi… 7:00 AM

Apago el despertador y abro los ojos lentamente. El sol me deslumbra por una milésima de segundo y doy media vuelta en la cama apartándome de esos rayos cegadores. Entonces despierto y ahí estás tú sumid en una profunda tranquilidad, sin darte cuenta de que un nuevo día ha comenzado en nuestras vidas. Me acerco a ti, despacio, poco a poco, notando tu respiración cada vez más cercana. Dulces sueños atrapan tu mañana, la sonrisa en tu cara te delata. Dudo… No quiero despertarte pero tus labios, ahora tranquilos, me retan a una batalla de besos interminable. Definitivamente, acepto. Mis labios se posan suavemente en los tuyos… Sonríes, sonrío. Y es entonces cuando abres los ojos y me ves, despeinada, dormida y mirándote con el más profundo embobamiento. Esperando que tú correspondas a ese beso tímido. Y tú, leyendo mi mente, lo haces. Me besas y consigues que cada parte de mi cuerpo estremezca. Me haces llegar al cielo con tus besos. Todo parece un sueño… El sueño de despertar a tu lado.

martes, 9 de noviembre de 2010

Algo tan sencillo como hacerte feliz ...

Yo no escogí enamorarme de ti, pero la primera vez que te bese nuestros dientes se rozaron por una milésima de segundo y fue increíble… Y la hora exacta de ese beso eran las 12.10, y quité la pila del reloj para que se quedase la hora detenida para siempre, parada... El minuto exacto en que me besaste está metido en un reloj para siempre...y ya nunca sé qué hora es pero me da igual
Y desde entonces miro constantemente el reloj...

sábado, 18 de septiembre de 2010

Paren el mundo que yo me bajo.

Todo a tu alrededor da vueltas y vueltas, avanza pero tu estas quieta, no puedes continuar, alguna fuerza te lo está impidiendo... ¿Qué pasa? ¿Por qué? No entiendes nada, tus ojos se emborronan, una lagrima, dos, tres... Lloras y no sabes porque. Bueno, si que lo sabes... Porque ya no ves el mundo con lo mismos ojos que antes, y lo que ves ahora... Te gusta mucho menos.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

¿Que es lo que me gusta de ti?

Si me hicieras esa pregunta cada día, cada día te respondería algo diferente... Porque no eres una persona normal como cualquier otra, no. Tú eres, eres... como decirlo... ¡especial! Si, especial. Me encanta que me digas cosas bonitas, pero me muero de celos cuando otras buscan esas palabras tuyas, me encanta que me piques, hacer que me enfado contigo y que vengas para llenarme de besos y abrazos. Me encanta dormir contigo pero odio que te des la vuelta para otro lado y no me abraces, también me encanta hacerte cosquillas y que no puedas parar de reírte, me encanta la cara que pones cuando te estoy contando una historia y parece que no te enteras de nada pero luego descubro que te has enterado de todo, hasta de las pausas que hice para respirar. Admiro tu valentía, tu forma de vivir, tus ganas, tu coraje para seguir adelante e incluso puedo decir que admiro tu orgullo, porque hace que sigas tus valores y que nadie te quite tus ilusiones. Estoy enganchada a tu sonrisa, me fascina, es mágica... Pero también me pierdo en tus ojos que hablan cuando tú no puedes hacerlo, esos que me dicen lo único que me gustaría oír en cada momento. Me encantan tus manos y tus brazos... Supongo que porque cuando me abrazas me siento segura, no lo sé, pero me gusta esa sensación, si... cuando me agarras por detrás y mientras tus brazos me rodean sentir tu aliento en mi nuca hace que me estremezca… Es entonces cuando me encanta darme la vuelta y besarte, cerrar los ojos y perderme en tus labios sabiendo que cuando los abra seguirás ahí. Me encantan tus borracheras incluso también tus resacas. Me encantan los días de playa contigo porque haces que sean especiales, auténticos, únicos. Nose... Me encantan muchas cosas de ti, es más que evidente, pero yo creo que, si me hicieras esa pregunta lo único que podría responderte es que de ti, me encantas tú.
. Nerea©.